Nosotras, nuestra historia

Nos conocimos en la Universidad, en Barcelona. En aquellos años en los que los sueños se hacinaban atropelladamente en nuestras chifladas conciencias. Aquella época en la que una buena conversación retaba a los tediosos ‘tengo que…’ y, además, ganaba. Una época en lo que realmente importaba era aprender, en la que no debíamos medir nuestras palabras para contentar a nadie. Ni siquiera a nosotras mismas.

He vivido, casi literalmente, siempre rodeada de libros y películas. De niña me zambullía en la lectura de historias que me hacían viajar allí donde la imaginación ya no daba más de si y me pasaba las tardes viendo películas antiguas y nuevas en el maravilloso cine de mi pueblo, un pequeño Cinema Paradiso. Crecí, feliz, en la Garriga, un pueblo cerca de Barcelona. Siempre libre y haciendo lo que me gustaba. Rodeada de amor, mujeres luchadoras y gente que me quería y me enseñaba las pequeñas cosas importantes en la vida.

Estudié Comunicación Audiovisual por mi pasión por comunicar, pues “el bien crece con mayor abundancia cuanto más se comunica”, como decía John Milton, y por mi amor por el cine. Y allí, descubrí otra pasión, la radio. Trabajé muchos años, como no podía ser de otra forma, en una librería, y estudié un Master en Edición Literaria. Mi experiencia “profesional” ha estado en los últimos ocho años relacionada con el marketing, la comunicación corporativa y las redes sociales. Poco que ver con mi vocación y mis valores. Implicada de forma amateur y voluntariosa en lo que realmente me apasiona y en causas sociales, desde hacía tiempo, algo en mi bullía y me decía “busca tu camino”.

Soy un Citroën 2CV6 Special de 1983. He vivido en Mallorca toda mi vida, sobre todo entre Sencelles y Santa Eugenia. En el año 2014 una chica santanderina me llevó a Palma, ¡vaya cambio! Acostumbrado al ambiente rural del Pla de Mallorca en la ciudad me sentí revolucionado. Todo el mundo me miraba. Sonreían. Incluso se hacían fotos conmigo. Lo que más me gustaba de mi nueva dueña es que me llevaba a todas partes con ella. Y casi todos los días salíamos de casa.

Desde que me contó que vamos a salir de Mallorca estoy emocionado. Tengo ganas de descubrir nuevos paisajes, vivir nuevas experiencias, y eso que dicen que soy muy mayor, que muchos de mis compatriotas no viven tanto tiempo. Pero mis compañeras de viaje cuidarán de mí. Y las llevaré hasta el fin del mundo.

Soy Ana Vega, periodista, con una inclinación natural e inevitable por el Líbano en particular, y, en general, por todos los conflictos aparentemente minoritarios que podrían extrapolarse al resto del mundo. Nací en Santander, he vivido en Barcelona y Mallorca. No obstante, lo importante no es dónde, sino por qué. Como dijo Henry Miller, “nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”.

Estudié Periodismo, Humanidades y realicé un máster en Edición de Libros en la Universitat Autònoma de Barcelona. Hasta iniciar esta aventura me dedicaba al Marketing Online, por cuenta ajena y como freelance, y participé en el lanzamiento de Nubis Marketing. Volcada en el Grado de Estudios Ingleses y con una seria adicción al trabajo, a la literatura y a la fotografía, por fin me he animado a dejar todos esos vicios que cultivaba en Mallorca.